Caso de Estudio:
Adventist HealthCare LifeWork Strategies

El programa EAP ayuda a los padres a encontrar un servicio de cuidado infantil asequible, confiable y de calidad

LifeWork Strategies, un departamento de Adventist HealthCare ubicado en Gaithersburg, Maryland, ayuda a los padres a encontrar opciones de atención y educación temprana como parte de su completo Programa de Asistencia al Empleado (EAP, por sus siglas en inglés).

Si bien muchos empleadores ofrecen el programa EAP, la ayuda para encontrar servicios de cuidado infantil no siempre forma parte de los servicios prestados. «Reconocemos la importancia de los primeros años de vida en el desarrollo infantil, y por eso damos prioridad a ayudar a los padres a encontrar cuidado infantil asequible, confiable y de calidad», dice Kathleen Crowley, LCSW, supervisora clínica del programa EAP de LifeWork Strategies.

El acceso a los servicios del programa EAP es gratuito y confidencial, y el 14 % de los empleados que se benefician del mismo utilizan asistencia para el cuidado infantil. Además de servir a la gran fuerza laboral interna regional de Adventist HealthCare, el programa EAP alcanza a más de 20 000 empleados a nivel nacional.

Para comenzar, los padres brindan información sobre las edades de sus hijos, el tipo de ubicación, de programación y de credenciales que prefieren para el cuidado infantil, sus necesidades especiales, sus preferencias religiosas y sus limitaciones relacionadas con los costos. En función de esos detalles, el programa EAP brinda a los padres un panorama de las opciones de cuidado infantil y una lista de los programas que cumplen más fielmente con sus criterios, con un énfasis en los programas de alta calidad. El EAP también proporciona herramientas y recursos para ayudar a los padres a elegir un servicio de alta calidad e instrucciones para acceder a los informes de inspección.

«Trabajamos estrechamente con los padres para abordar sus situaciones específicas», dice Crowley. «Esto incluye la ayuda a los padres que están buscando un servicio de atención conveniente y de alta calidad para varios niños».

Por ejemplo, un empleado de Adventist HealthCare con un niño de 4 años quería inscribir a su hijo en un programa de cuidado infantil diferente para ayudarlo a prepararse mejor para tener éxito en kindergarten. También tenía otro hijo más pequeño y buscaba un programa que funcionara para ambos. El EAP identificó 10 programas de cuidado infantil que inscribían a niños de esas edades y que estaban bien situados para el traslado diario del empleado, además de estar cerca de la escuela primaria a la que el niño mayor asistiría el año siguiente.

La educación de los empleados es un elemento fundamental para los empleadores que desean brindar a los padres trabajadores una asistencia a la AET similar, a través de un EAP. «El mayor desafío para nosotros es asegurarnos de que los empleados sepan que estos recursos están disponibles y que tengan claro cómo acceder a los servicios del programa EAP», declara Crowley. «Además de compartir información con los nuevos empleados durante la orientación, promovemos el conocimiento de nuestros servicios a través de seminarios web y talleres, en reuniones mensuales y en los boletines informativos para empleados».