Caso de Estudio:
Chevo Consulting

Apoyo del equilibrio entre la vida laboral y familiar de los padres que trabajan

Chevo Consulting, SRL, ubicada en Rockville, Maryland, se enorgullece de ofrecer una cultura empresarial de apoyo familiar. Como parte de su paquete de beneficios, esta empresa de consultoría administrativa ofrece una Cuenta de Gastos Flexibles para el Cuidado de Personas Dependientes (FSA).

Chevo fue fundada en 2002 por Zaina Sahady, directora general, y Phil Sahady, presidente. Desde el principio, esta pareja valoró el equilibrio entre la vida laboral y familiar.

«Cuantos más beneficios podamos ofrecer a los empleados para apoyar su trabajo y su vida familiar, más nos beneficiaremos», explica Leslie Singman, directora de recursos humanos y contratación de Chevo.

Las Cuentas de Gastos Flexibles (FSA) para el Cuidado de Personas Dependientes (que tiene muchas similitudes con las FSA para la Salud, más conocidas) son un beneficio financiado por el empleador que permite a los empleados reservar un monto en dólares antes de impuestos para pagar los gastos de cuidados de personas dependientes. Los fondos aportados a este tipo de FSA se pueden usar para pagar el cuidado de niños menores de 13 años.

La compañía promueve su FSA para el Cuidado de Personas Dependientes durante la orientación de los nuevos empleados. Los empleados tienen la oportunidad de inscribirse en el momento de su incorporación y durante la inscripción que se abre cada año.

La Cuenta de Gastos Flexibles (FSA) para el Cuidado de Personas Dependientes es solo uno de los componentes de un paquete completo de beneficios y programas laborales flexibles ofrecidos por Chevo para respaldar el equilibrio entre la vida laboral y familiar, y brindar a sus empleados una mayor seguridad.

Por ejemplo, la compañía actualmente tiene 65 miembros en su equipo, por lo que está cubierta por la Ley de Licencia Familiar y Médica (FMLA, por sus siglas en inglés), que se aplica a la mayoría de los lugares de trabajo con más de 50 empleados. Sin embargo, incluso cuando Chevo tenía menos de 50 empleados, siguió voluntariamente las pautas de la FMLA para las licencias parentales y otros beneficios.

«La sensación en Chevo es que entendemos que la vida sucede en medio del trabajo y tratamos de dar cabida a que así sea», dice Singman.